Mama Wolfe

Everyday Struggles

En un presente completamente fuera de sí, un futuro incierto y desolador, un día a día que cuesta leer lo que pasa en el mundo, el corazón se empequeñece y la ansiedad parece ser la nueva enfermedad del siglo XXI.

Ante todo esto, uno como individuo, incapaz de hacer algo verdaderamente significativo para cambiar el mundo, no queda mas que ser optimista y pensar que no todo es blanco y negro, que hay luz reconfortante dentro de tanta oscuridad y sombra fresca dentro de tanta luz, a ser conscientes de nuestra condición como humanos y ayudarnos entre nosotros en vez de ser indiferentes a todo.

Ésta exposición muestra dicho lado optimista. Homenajes llenos de color, fruto de inagotables reflexiones sobre la vida, el amor propio, respeto y amor a todo lo que nos rodea.

Hay que ver el vaso medio lleno, si es de whisky, mejor.

Mama Wolfe